Rentabilidad y riesgo



Otro tema muy importante que es la rentabilidad y el riesgo.

Muchas de las cosas que hacemos relacionadas con dinero son inciertas, esto significa que no sabemos lo que va a pasar al final.

A esta incertidumbre se le llama riesgo. Mientras mayor sea el riesgo de algo, yo le voy a exigir un pago mayor, porque existe la posibilidad que pierda todo.

La rentabilidad es lo que yo espero ganar con mi dinero. Así poner el dinero en una cuenta de ahorro me va a dar muy poca rentabilidad, en cambio invertir el dinero en acciones me puede dar mucha rentabilidad

El riesgo y la rentabilidad van de la mano… mientras más riesgoso es algo (no se cual va a ser el resultado) más rentabilidad le tendré que “exigir”. En cambio mientras menos riesgoso sea algo, le voy a exigir una menor rentabilidad porque es más seguro que el resultado sea el que espero.

Veamos dos miradas del riesgo y la rentabilidad para entender un poco más este concepto:

Las personas: rentabilidad y riesgo
Riesgo bajo:
Si yo pongo mi dinero en una cuenta de ahorro, el riesgo de perder mi dinero es muy bajo, por esta razón los intereses que me va a ofrecer el banco son muy bajos también.

Riesgo alto:
Si yo pongo mi dinero en acciones de una empresa, hay riesgo que a la empresa o a la economía le vaya mal, entonces puedo perder mi dinero, pero a la vez puede ser que a la empresa o a la economía le vaya bien, entonces ahi voy a ganar mucho dinero. Una persona va a invertir en acciones porque a pesar del riesgo que tienen las acciones, la rentabilidad puede ser muy alta.

Los bancos: rentabilidad y riesgo
Riesgo bajo:
Si el banco presta dinero para que una persona se compre una casa, el riesgo de perder ese dinero para el banco es bajo, porque si la persona no paga el dinero, el banco puede rematar la casa. Así para los créditos inmobiliarios, los bancos cobran un interés bajo.

Riesgo alto:
Si el banco presta dinero para que una persona compre algo, por ejemplo regalos de navidad, el riesgo para el banco de no poder recuperar ese dinero aumenta, porque no tiene algo de garantía para poder recuperar el dinero (como en el ejemplo de la casa), entonces los créditos de consumo son más riesgosos para el banco, y por esta razón los bancos cobran un interés más alto por este tipo de créditos.



Comparte esto en:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *